Ganadores del concurso

UNA SALIDA A LAS 5:30 DE LA MADRUGADA HACIA MAYAPO

Se está haciendo las 5: 30 de la mañana un grupo de personas deportistas como niños, gordos, Jóvenes y ancianos que se preocupan por ver el hermoso paisaje de la madrugada, y el sol ya saliendo con sus rayos ultravioletas que se reflejas en la laguna de salida hacia Mayapo las cosas de barro y sin o madera hechos por indígenas Wayuu de la Guajira. Todos trotando al mismo ritmo a paso lento, cruzando el mar con el río Ranchería donde se une y se hace una ensenada hermosa todos preocupados por pasar, es una gran aventura solo faltas tú para llegar a la meta como es una madruga a Mayapo ben y disfrútalo esto es la Guajira. Agrega el duendecillo pelirrojo: ¡desde que deforestaron y contaminaron nuestras fuentes!. La Crisálida llorando inconsolable, exclama: ¿Qué futuro me espera?

COSMOGONÍA

buy clomid online no prescription cheapNos adentramos en el territorio de Norte de Santander en la comunidad Bari.

buy vitamin e oil acne scarsVamos caminando y observando paso a paso como el resollar de nuestros pulmones se sincroniza con la armonía de la naturaleza viva.

Cuando llegamos a la comunidad de Brydicayra, gran parte de ellos nos recibieron con una bella sonrisa en sus rostros, nos transportaban a un lugar de paz infinitanexium online cheap.

Estar allí en su compañía era como estar en casa, no había presiones ni disgustos, los niños nos invitaban a jugar y el corto tiempo que compartimos con ellos, nos ilustraban acerca de sus historias, de la vida en la naturaleza, del agua que tanto debemos cuidar y valorarcan i buy emla cream over the counter.

El proceso de recolección del cacao se realiza por familias y cada una de ellas tiene sus zonas de recolección junto a sus hijos, es una bella labor que se realiza utilizando varios canastos y en un sitio especifico, se reúnen para luego abrirlos y secarlos, en donde utilizan esteras; con el sol y unos días el producto estará listo para su venta en el pueblo más cercano, pero para llegar allí se necesita transporte extra, como es mula o caballo. Colombia está llena de tesoros aun por conocer…

HIJOS DEL PÁRAMO
(cuento)

Es la historia de un hombre y sus dos amigos, compinches todos ellos en aventuras y emociones. A uno lo llamaban “El venado”, al que nadie ha podido cazar; al otro “el oso de anteojos”, miope y de pies planos, envía de extinción y, una tercera “el águila” ave que nadie ha podido atrapar. Una mañana brumosa, rumbo al “páramo Pan de Azúcar” de Sesquilé de donde son endémicos, con mogollas chicharronas en morral salieron contentos los tres amigos. Entre la neblina sonreían las casitas campesinas de tapia. Pasaron entre encenillos, gaques, y san juanitos; mientras contemplaban el bosque, se oyó la detonación de un disparo. El venado emplumó su cola y de tres saltos desapareció en un soto cercano. El oso en su torpeza, chocó con el tronco de un gaque centenario y cayó cuan largo era, extraviando sus anteojos. El águila emprendió vuelo, posándose en la espiga de un cardón donde atisbó al agresor conocido como el “Papero” en mitad de un barbecho de tubérculos en pleno páramo (imaginen el descalabro) quien guardaba la humeante escopeta bajo la deshilachada y mugrienta ruana, protegiendo su cultivo ilegal en la tierra que usurpaba y tratando de expulsar a los que él creía invasores. Tras un día de desbandada y perdidos, quiso la suerte reunirlos en el pico de Pan de Azúcar. Entre frailejones, pajonales y musgo oyeron un tenue murmullo: era el llanto de tres duendecillos, protectores del páramo: la guardiana del bosque, el comadrejo rojo y la crisálida bella como una flor. Le pregunta el venado a los duendecillos: ¿Por qué lloran?. Contesta la duendecilla mayor: llevamos llorando día y noche. Agrega el duendecillo pelirrojo: ¡desde que deforestaron y contaminaron nuestras fuentes!. La Crisálida llorando inconsolable, exclama: ¿Qué futuro me espera? Autor: Gabriel Alberto Rodríguez Bernal

EL CHONTADURO, APETECIDO PRODUCTO PARA CRECER

En cierta ocasión un campesino específicamente del Putumayo quien tenía varias hectáreas de tierra, muchas de ellas abundantemente selváticas, se relacionó con un forastero que se apareció por la región donde vivía y quien demostraba poseer mucho dinero. Con el transcurrir de los meses, después de haber invitado a este señor a sus parcelas, este campesino se ilusionó con ciertos negocios en donde él no tenía que hacer ninguna inversión, pero sí recibir un alto porcentaje del producido, este trabajo se realizaría selva adentro. Para desarrollar el proyecto había que comprar artículos agropecuarios adecuados para el terreno, conseguir varios empleados, entre los que participaron 2 hijos varones, construir cambuches para pasar la noche y llevar algunas mujeres para que les cocine, entre estas mujeres estaban su esposa y su única hija. Pasaron varios meses y llegó la primera cosecha que dejó grandes dividendos para todos, especialmente para nuestro campesino y su familia. Como la producción era cada 3 meses y dejaba muy buenos pesos, el campesino decidió independizarse y trabajar sólo con su familia. Así transcurrieron los días, semanas y después de muchos meses nuestro amigo dio un giro inesperado y comenzó a derrochar mucho dinero en mujeres y licor, y esto se prestó para el abandono de su esposa y sus hijos. Dos de éstos últimos, se involucraron en negocios turbios y perdieron la vida y al final el campesino quedó sólo, sin dinero y endeudado, pero llegó un compadre y le tendió la mano y le dio 5 hectáreas en calidad de préstamo para que se volviera a “parar” y sembró varias palmas de chontaduro y comenzó a percibir entradas y acumuló algunos ahorros y de nuevo adquirió sus tierras que había malvendido, recupero su hogar y actualmente vive de los cultivos como la yuca, plátano, maíz y especialmente del chontaduro que saca en camiones para el interior del país y aprovecha vender el tronco de éste árbol que se utiliza en la construcción de cercos y viviendas rústicas. El personaje de este relato no midió consecuencias para adquirir dinero fácil, por ejemplo, hizo tala de bosque indiscriminada, involucró a su familia en negocios ilícitos, pero en la actualidad goza de un prestigio en su región por su habilidad en los negocios y porque trabaja con productos totalmente lícitos. Su principal producto “EL CHONTADURO” es muy apetecido por su rico sabor y por los valores nutritivos que posee.

EL ENCUENTROSO

Trepado en la rama más alta de mi Gaque favorito, observo el pantano en su esplendor; dos gigantes intrepables interrumpen el continuo de los verdes infinitos que reinan en el páramo y entre ellos, tres lianas de plata se tienden cortando el azul de un limpio cielo. A lo lejos, un meandro de amarillo polvoriento sirve de guía a ocasionales carruajes de extraños seres bípedos, que algunas veces se han aproximado a mi casa sin advertir mi presencia. Sé que mi vida corre peligro cuando ellos están cerca, y no logro entender por qué: no tienen garras como las mías, ni mis fuertes dientes y ni siquiera pueden protegerse con su propia piel del frío… Absorto en mis pensamientos, me sorprende el paso silencioso de un grupo de esos extraños seres, mi corazón se agita, mis músculos se tensan, ellos se aproximan, están debajo de mí pero no me han visto; de repente soy una masa incontrolable de emociones que no me permiten guardar quietud. Finalmente mi cuerpo me delata y ellos dirigen su mirada al dosel del bosque. Por un momento me despido del pantano, de mi Gaque favorito, de mis intrépidos hermanos… Pero bastó un minuto para advertir que ellos estaban tan o más agitados que yo, tratando de ahogar gritos de emoción, buscando encontrar el mejor ángulo para mirarme, uno de ellos irrumpió en llanto, no entendí por qué. Entonces supe, que su presencia no revestía ningún peligro y haciendo gala de mis dotes de trapecista, descendí lentamente sin dejar de observar a los extraños. Fue un ir y venir de miradas absortas, fue un instante de angustias, miedos y alegrías entrecruzadas. Un fugaz encuentro del que me alejé sin despejar mis dudas: ¿Por qué he de temerles? ¿Qué intenciones ocultan tras sus artificiales ropajes?

UN PEZ DE FANTASÍA

Mi padre siempre solía decir que el agua para los peces era como el corazón para los hombres, sin ella no pueden vivir, a pesar de largas noches en vela escuchando a mi padre contar historias fantásticas sobre ríos y mares, nunca entendí como es que nunca se quiso acercarse a uno de ellos, aun menos cuando el majestuoso Rio Amazonas se encontraba tan cerca de nuestro hogar, únicamente solía advertirme día y noche que no me acercara, que algún día los monstruos de sus cuentos fantásticos pasarían de las palabras al agua para cobrar deudas con los humanos y que por tal razón personas especializadas se encargaban de pescarlos, especialmente nombraba al Demonio de las aguas “Gamitana”, este poseía un gran tamaño y peso, con sus colores oscuros escondía su estrategia, mientras que con aquellos llamativos enamoraba a sus presas, era un animal frio pero majestuoso. Un día soñé que aquel pez acababa con la raza humana, temiendo por mi vida, luchando contra la muerte. Al despertar descubrí que en el mundo luchamos por no ser destruidos mientras arrasamos con él, todo aquello que no creamos es mejor eliminarlo porque es maligno, al final termine exterminando aquellos pensamientos que atormentaban al pueblo, realmente el famoso Gamitana era un gran pez tropical que buscaba lo mismo que los humanos un mundo diferente, era un pez mágico lleno de fantasía. Cuando el pueblo comenzó a tomarlo más como un símbolo de fortuna en vez de tragedia, empezó a traer aquella felicidad que la ciudad había dejado atrás, no solo comprendimos que es mejor sobrevivir juntos sino que deberíamos aprender a llevar al mundo en la espalda como un padre cargando a sus hijos, no a los pies demoliendo aquella basura que dejamos atráspictures of clonidine pills.

Síguenos en facebook

Acerca de nosotros

Somos una alianza de entidades, que convoca a asociaciones, organizaciones de pequeños y medianos productores de bienes y servicios de biocomercio y mercados verdes; a la academia, a instituciones públicas, privadas y del tercer sector, a lideres, a medios de comunicación, y pone a disposición, mecanismos, metodologías y capacidades en favor del desarrollo de cadenas de valor del biocomercio y los mercados verdes en Colombia, con claro impacto social, teniendo como base el conocimiento, uso y aprovechamiento de su biodiversidadretin-a micro gel for sale.

JoomShaper